El periodico de las Provincias
y de los Dominicanos en el Exterior

Tel. 809-652-2304
Las Noticias Finales
INTERNACIONALES
 
 
 
Las frases del papa Francisco que conquistaron el corazón de los colombianos
 
 
Bogotá.- A su paso por Colombia el papa Francisco pronunció significativas frases que le llegaron al corazón a los millones de feligreses que escucharon con devoción cada una de sus predicas sobre el perdón, la paz, la corrupción, la alegría y hasta la cizaña.

El 6 de septiembre, cuando llegó a Bogotá para comenzar un recorrido de cinco días que lo llevó también a las ciudades de Villavicencio, Medellín y Cartagena, el obispo de Roma envió su primer mensaje.

“No se dejen vencer, ni engañar, ni pierdan la alegría, ni la esperanza ni la sonrisa”, expresó a los jóvenes que lo esperaban en la Nunciatura Apostólica y entre quienes había antiguos indigentes rescatados de la calle y las drogas.

Al día siguiente, la agenda del pontífice comenzó en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, en donde invitó a los colombianos a “huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo”.

En la Plaza de Armas del palacio presidencial el obispo se refirió al proceso de paz entre el Gobierno y las FARC y alentó a los presentes al sostener- “No están solos. Somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso.

Este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz”. Ese mismo día, ante unos 22.000 jóvenes que lo esperaban en la Plaza de Bolívar de la capital colombiana, Francisco dijo desde el balcón del palacio cardenalicio- “No se dejen robar la alegría ni la esperanza”.

Ante la expectación del juvenil público, que en repetidas oportunidades lo ovacionó, el papa reflexionó que en Colombia, país dividido tras el acuerdo de paz, son “las nuevas generaciones las únicas capaces de cambiar esta sociedad”, por lo que les recomendó- “¡No le teman al futuro! ¡Atrévanse a soñar a lo grande!”.

Las lágrimas se apoderaron entonces de los rostros de los jovencitos, cuando antes de partir el papa les pidió- “Vayan adelante, no tengan miedo porque solo así se animarán a descubrir el país que se encuentra detrás de Colombia”.

Ya el 8 de septiembre, en Villavicencio, segunda estación del viaje apostólico, se vivió uno de los momentos más emotivos durante la misa que celebró en el recinto ferial Catama, hasta donde llegaron víctimas del conflicto armado y exmiembros de grupos alzados en armas.

“La reconciliación se concreta y consolida con el aporte de todos, permite construir el futuro y hace crecer la esperanza. Todo esfuerzo de paz sin un compromiso sincero de reconciliación será un fracaso”, aseveró en la homilía.

Reconciliarse, agregó, “es abrir una puerta a todas y a cada una de las personas que han vivido la dramática realidad del conflicto”, por lo que “cuando las víctimas vencen la comprensible tentación de la venganza se convierten en las protagonistas más creíbles de los procesos de construcción de la paz”. En dos ocasiones Francisco repitió- “Basta una persona buena para que haya esperanza, y cada uno de nosotros puede ser esa persona”, lo que generó una enérgica y positiva respuesta del público.

En su tercer destino en Colombia, Medellín, alertó el 9 de septiembre a 14.000 religiosos que se dieron cita en el centro de eventos La Macarena, de la facilidad de caer en la corrupción. “Como he dicho ya en otras ocasiones, el diablo entra por el bolsillo.

Todos tenemos que estar atentos porque la corrupción en los hombres y mujeres que están en la Iglesia empieza así, poco a poco, se enraíza en el corazón y acaba desalojando a Dios de la propia vida”, advirtió. Igualmente, denunció a los “sicarios de la droga”, en alusión a narcotraficantes como Pablo Escobar, que “destruyeron las ilusiones de tantos jóvenes” y pidió orar por ellos para que alcancen “el perdón de Dios”.

En su incesante discurso en favor del cambio de mentalidad en este país, el obispo de Roma reclamó que “en este enorme campo que es Colombia, todavía hay espacio para la cizaña. Ustedes estén atentos a los frutos, cuiden el trigo y no pierdan la paz por la cizaña”. Finalmente, en Cartagena, donde el papa ofició hoy la última misa de su visita a Colombia, volvió a hacer énfasis en la importancia de avanzar, juntos, en el proceso de transformación nacional.

“Se trata de un acuerdo para vivir juntos, de un pacto social y cultural. A la cultura de la muerte, de la violencia, respondamos con la cultura de la vida, del encuentro”, dijo sobre la firma de la paz. Ya para despedirse y terminar de conquistar a todo un país que literalmente se paralizó durante su estadía, puntualizó con contundencia- “Colombia, tu hermano te necesita, ve a su encuentro llevando el mensaje de la paz, libre de toda violencia, esclavos de la paz para siempre”.

 
 
Trump y el liderazgo demócrata
 
 
 
EFE
Washington
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el liderazgo demócrata del Congreso se unieron esta semana en un matrimonio de conveniencia que permite al mandatario presumir de su arte para negociar y ofrece a los demócratas la posibilidad de ganar influencia política.

La unión ha sido descrita como "un rayo de esperanza" por el líder de la minoría en el Senado de EEUU, Chuck Schumer, el demócrata con mayor poder en Washington.

Schumer y la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llegaron a un acuerdo con Trump para subir el techo de deuda hasta diciembre y garantizar la aprobación de un paquete de asistencia de 15.250 millones de dólares para las víctimas del huracán Harvey.

En la práctica, el acuerdo evitó un fatídico cierre de Gobierno como el de 2013 y previno la pérdida de miles de dólares, así como el posible deterioro de la calificación crediticia de Estados Unidos.

"Trump quiere victorias políticas. Debido a sus débiles índices de aprobación, necesita mostrar que está haciendo algo. Al hacer un trato con el liderazgo demócrata, puede reclamar crédito sobre ese acuerdo", argumentó en unas declaraciones a Efe Anthony Corrado, profesor de Política del Colby College de Maine.

Lo cierto es que los índices de aprobación de Trump, autor del libro "El arte de la negociación", han caído diez puntos desde que tomó posesión el 20 de enero y actualmente se sitúan en un 36 %, según el último sondeo de la consultora Gallup.

Sin embargo, Trump no solo quería mostrar su capacidad para hacer los "mejores tratos de la Historia", como prometió durante la campaña presidencial.

También quería presionar a los líderes republicanos del Congreso, con los que mantiene una tensa relación por sus constantes derrotas legislativas.

En concreto, el fracaso para tumbar y sustituir la ley de salud conocida como Obamacare, una de las principales promesas de campaña del mandatario, es lo que ha empeorado considerablemente las relaciones entre Trump y el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Por otro lado, el gobernante no perdona que el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, renegara de él durante la campaña.

Al respecto, el profesor de Política de la Universidad de Iowa, Steffen Schmidt, cree que Trump está presionando a los líderes de su propio partido para arrancarles "concesiones" y lograr que el Congreso apruebe algunas de sus prioridades, como la reforma fiscal.

"Trump es un ser maquiavélico y muy inteligente. Ha puesto a los demócratas contra los republicanos con la esperanza de conseguir algún éxito legislativo, que luego podrá atribuir a su propio liderazgo", analizó Schmidt en declaraciones a Efe.

Facilita el acuerdo que Donald Trump carece de límites ideológicos y, por tanto, no le importa cambiar de idea o de bando si el negocio es bueno.

También ayuda que, aunque han intercambiado constantes ataques, Trump y Schumer tienen unos orígenes similares: sus familias hicieron negocios inmobiliarios en el barrio neoyorquino de Brooklyn y los dos nacieron en Nueva York, por lo que son "bastante directos" y se entienden al hablar, según ha reconocido el propio Schumer.

Aún es muy pronto para considerar las consecuencias de este matrimonio de conveniencia, pero para el liderazgo demócrata, sin duda, ha sido una gran victoria.

Los demócratas habían tenido dificultades para recuperarse de la derrota electoral de noviembre y articular un mensaje efectivo contra Trump.

Durante meses, se dedicaron a recaudar fondos y a arremeter contra el mandatario desde ruedas de prensa y comunicados, pero sin una estrategia definida.

Ahora, han pasado de ocupar un lugar marginal en la escena política a protagonizarla, lo que les abre la posibilidad de aprobar algunas de sus iniciativas en el Congreso.

Uno de los proyectos que los demócratas quieren aprobar este mismo mes es una ley para regularizar la situación de 800.000 jóvenes indocumentados, conocidos como "soñadores" (dreamers) y que habían logrado frenar su deportación gracias a un plan migratorio conocido como DACA.

Ese programa, proclamado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama, fue suspendido esta semana por Trump, quien a su vez dio al Congreso seis meses para aprobar una ley migratoria.

No obstante, la predilección de Trump por el caos hace difícil predecir si cambiará de opinión con DACA o si decidirá articular una sólida relación con los demócratas.

El liderazgo demócrata, por su parte, tiene la oportunidad de obtener grandes beneficios, pues, a pesar de encontrarse en minoría en las dos cámaras, puede aumentar su poder en el Congreso si Trump decide trabajar con ellos.



Y si no, siempre pueden echarle la culpa al mandatario por boicotear el proceso democrático y dar la espalda al pueblo estadounidense.

 
Maduro busca diversificar relaciones económicas
 
 
EL NUEVO DIARIO, CARACAS (AP) — El presidente Nicolás Maduro participó el domingo en la Cumbre de la Organización de Cooperación Islámica (OIC) en Kazajistán, a donde viajó para diversificar las relaciones económicas de Venezuela y consolidar los vínculos con los líderes de países productores de petróleo asistentes a esa reunión.

La gira, cuya agenda no ha sido divulgada en detalle, se produce en momentos que su administración enfrenta sanciones económicas impuestas por Washington y que agudizaron la tensión política interna en Venezuela.

 
Las nuevas sanciones que Estados Unidos acordó la semana pasada prohíben transacciones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA). Asimismo, impiden operaciones con ciertos bonos en poder del sector público y el pago de dividendos al gobierno por parte de Citgo, la filial estadounidense de PDVSA.

En un discurso, Maduro rechazó “la amenaza” contra la integridad territorial e independencia de los países y “la imposición de sanciones unilaterales” en alusión a Estados Unidos.

El gobernante arribó en la víspera a Antaná, capital de la antigua república soviética de Kazajistán, procedente de Argelia. “Venimos a impulsar, con mucha fuerza, el diálogo entre civilizaciones como diplomacia y mecanismo de paz ante tantas amenazas y, además, diversificar nuestras relaciones económicas y comerciales con todos los países del mundo”, dijo Maduro en declaraciones difundidas por la televisión estatal venezolana.

Previo a su llegada a la cumbre, Maduro fue recibido en Argelia por el presidente de la Asamblea Nacional argelina, Said Bouhadja, un miembro prominente del partido de gobierno. Venezuela y Argelia son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Maduro —que acudió a la Cumbre de la OIC en condición de presidente del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL)— sostuvo reuniones bilaterales con los presidentes de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev; Irán, Hasan Rouhaní, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, detalló el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, a través de Twitter.

La prioridad del mandatario, se informó, es la defensa del precio del crudo.

El ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio Del Pino, por su parte, se encontró con su homólogo de Kazajistán, Kanat Bozumbayev, para evaluar el desarrollo del acuerdo alcanzado el año pasada por la OPEP y productores independientes para lograr la estabilización del mercado y la recuperación de los precios del crudo.

Venezuela considera necesario extender el acuerdo para reducir la producción acordada por los países miembros de la OPEP y otras 12 naciones productores de petróleo independientes como Rusia y México. Venezuela fue uno de los más vehementes impulsores de los recortes de la producción debido a su alta dependencia del petróleo que genera cerca de 96% de los ingresos en divisas del país, que está sumido en una severa crisis económica.

     
 
 
 
*Santo Domingo : 809-652-2304 / Santiago: 809-276-2304 / Celular 809-756-2304 Mail: geomarketing21@hotmail.com